¿Cómo fue viajar Embarazada?

En mi post anterior les conté como fueron los preparativos del viaje a Miami. Ahora les voy a contar lo que viví durante el viaje…

Primero lo primero, en el Aeropuerto de Ezeiza fui a hacer el Check–In normalmente, nadie me pregunto nada respecto al embarazo, así que por las dudas lo anuncié en el mostrador de Gol, pero no me pidieron nada. Luego nos dirigimos a las puertas de embarque para hacer seguridad y migraciones. Si bien en estos lugares había prioridad para embarazadas, no había gente así que pasamos por la fila regular.

Luego depende de la aerolínea en la que viajes varía el trato que se les brinda a las embarazadas. En algunas tenés prioridad de embarque y si el empleado de Check-In o las azafatas son copadas, te pueden asignar un asiento mejor ubicado. Nuestro vuelo largo era por American Airlines y salía de San Pablo, si bien los asientos mejor ubicados en American son de pago adicional, cuando hicimos Check-In le pedimos a la chica si nos podía poner en una fila de 2 asientos cerca del baño (que eran de pago) y nos cambió sin problema. Como el vuelo no iba lleno, una vez en el avión la azafata se acercó y nos ofreció mudarnos a una fila de 4 asientos que estaba libre para estar más cómodas.

En San Pablo fue casi lo mismo que en Buenos Aires el tema de la prioridad en las filas de Seguridad y Migraciones. Donde la historieta fue distinta fue en Estados Unidos. Cuando llegamos a Miami fuimos a hacer Migraciones y la fila era larguísima, le preguntamos a uno ahí si había prioridad para embarazadas y nos dijo: “NO! solo para silla de ruedas”. Así que nos fumamos casi 2 horas de fila ahí paraditas! (aparte súper simpáticos en sus formas de tratar a los turistas! #NOT)

Sí nos sorprendió que por primera vez el señor que nos atendió en la ventanilla de migraciones no sólo fue simpático, sino que nos habló en español todo el tiempo… Nos preguntó cuánto tiempo nos quedábamos y no mucho más que eso… Hasta nos aconsejó ir a la playa a la mañana porque a la tarde se nublaba un poco…

En Miami no hay ningún tipo de prioridad para embarazadas, ni filas especiales en el supermercado, ni estacionamiento diferenciado, nada! Así que a arreglárse como puedan…

Yo me arregle bastante bien con la ayuda de mi hermana, que se encargó de llevar y traer todos los bultos y valijas para que yo no haga esfuerzo. Pero si se viaja con marido/novio/chongo supongo que es más fácil y es divertido aprovechar este estado para pedir cosas y que no se puedan negar… (Aprovechen a mandonear un poco…)

La vuelta fue también por American Airlines donde ya de por sí el vuelo estaba sobrevendido, así que olvidarse de pedir un asiento especial, y nada de embarque prioritario, así que tuvimos que esperar nuestro turno de abordar (Ultimo grupo por cierto) y rezar porque nos quede un hueco para poner los Carry-On y no tener que despacharlos por falta de espacio…

En algunas aerolíneas se están poniendo un poco estrictos con el tema del peso y tamaño de los bultos de mano. La mayoría NOS solemos exceder en el peso permitido, a tener cuidado si no quieren que les despachen el bolso de mano…

Las valijas fueron todo un tema, en el vuelo de American teníamos 2 bultos de 32kg cada una, pero en el de Gol solo podíamos despachar 23kg cada una, sin importar la cantidad de bultos. Normalmente cuando uno viaja en distintas aerolíneas bajo una misma reserva se le respetan los bultos permitidos en el vuelo principal, pero nuestra reserva era por separado, así que no nos tomaban los 2 bultos de 32kg. Lógicamente, nos excedimos un poco de peso y en Gol tuvimos que pagar algunos kilos excedentes… y obvio que los Carry-On nos explotaban! En EEUU nos miraron medio mal cuando pasamos con los Carry-On y las carteras tan cargadas… pero no nos los pesaron y pasaron…

Por esta misma razón no pude traerme el cochecito del bebe que quería! Me terminaba costando bastante si tenía que pagar el exceso de equipaje por el cochecito… pero por lo menos ya lo tengo visto, espero me lo pueda traer Charly cuando vuelva a viajar…

Más allá de todo, cumplimos nuestro propósito de comprar ropita de bebe y aprovechar para descansar unos días y hacer playita! El clima fue raro, si bien hacia mucho calor, había humedad y estaba medio pesado. El señor de Migraciones tenía razón con lo de la playa… a la mañana estaba divina y a la tarde se nublaba un poco, con chaparrones estilo tropical de vez en cuando… Adentro del shopping te morís de frio por los aires acondicionados al mango! Así que hay que llevar un buzito o algo para no terminar con un resfrio galopante por tanto cambio de aire!

Les dejo fotitos:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario

Mostrar Botones
Ocultar Botones
A %d blogueros les gusta esto: